Enrique Ponce, Pozoblanco 2018

2:33 David Hernández Fotos 0 Comments


El festejo lo abrió el valenciano Enrique Ponce, que volvió a impartir cátedra una vez más, derrochando ambición, compromiso y maestría en sus actuaciones de principio a fin. Recibió a su primer oponente cadenciosamente a la verónica. Brindó al respetable una faena que basó en la despaciosidad, toreando con la mano derecha, incluso con una tanda en redondo de rodillas, algo no muy habitual en su repertorio. Disfrutó mucho el torero  y eso se apreciaba en su rostro. Mató de una estocada sin puntilla y cortó las dos orejas, quizás la segunda algo excesiva.

En el cuarto, como si de un joven novel falto de compromisos se tratase, volvió a darlo todo. Lo saludó con el capote de muy templadas maneras con la rodilla genuflexa sacándolo toreado hasta los medios y rematándolo con una media. Tras brindar su labor a Santiago Muñoz (ganadero de Jaralta), se puso a torear por bajo nuevamente con las rodillas semiflexionadas. Destacaron varias tandas con la derecha rematadas con pases de pecho de pitón a rabo. Ya en el epílogo, cuando el toro "cantaba la gallina" lo remató muy toreramente una vez más con las rodillas genuflexas, una de su especialidad. Lo remató de una estocada caída sin puntilla y le fue concedida una oreja tras una fuerte petición de la segunda, mostrando su cabreo el valenciano tras la no concesión de la misma. El palco fue abroncado tras la vuelta al ruedo por no haberla concedido.

Crónica; Fidel Nuñez
www.elcosodeloscalifas.com

A continuación y desde mi objetivo os dejo la galería gráfica de mi tarde sobre Enrique Ponce, en la cual hay un buen número de momentos de la misma.

Para visualizar la galería, pulsa aquí...

0 comentarios :

Instagram